El enviado especial del presidente de Estados Unidos para el Triángulo Norte de Centroamérica, Ricardo Zúñiga, aseguró que el compromiso de Estados Unidos con Centroamérica es a largo plazo y enfatizó que el país no busca imponer un modelo en la región.

“Estamos trabajando para aliviar las condiciones que han impulsado una migración masiva e irregular hacia México y Estados Unidos. Tenemos bastante trabajo en frente pero pensamos que conseguimos nuevas bases con los socios de los tres países (…) Nuestras sociedades están tan vinculadas que cuando algo va mal en un lugar nos afecta a todos, nuestro compromiso es de corto, mediano y largo plazo”, aseguró en conferencia telefónica con medios de comunicación.

Buscamos construir nuevos mecanismos de cooperación entre las autoridades de los países involucrados, así como con organismos internacionales con amplia experiencia, dijo.

“Nosotros no estamos tratando de imponer un modelo de los Estados Unidos, estamos ayudando a nuestros socios a implementar sus propias leyes", afirmó el funcionario estadounidense nacido en Honduras.

Zúñiga precisó que aunque no se reunió con el presidente Nayib Bukele, por motivos que debe detallar el gobierno de El Salvador, destacó que la relación diplomática marcha en buenos términos además de que los trabajos con otras autoridades de ese país fueron productivas.

Zúñiga visitó Guatemala y El Salvador esta semana y aunque no visitó Honduras si conversó este viernes por teléfono con el canciller de Honduras, Lisandro Rosales, con quien también abordó el tema de corrupción.

“Estamos atendiendo el problema derivado de los huracanes (Eta e Iota), asuntos migratorios, la importancia del buen acceso consular para atender a menores no acompañados y a migrantes, cuestiones de seguridad, el combate al crimen organizado en la región, entre otras cosas”, precisó.

rrg