Washington. Estados Unidos llevará una lista de solicitudes cuando acuda el jueves a las primeras conversaciones en medio siglo para restablecer relaciones diplomáticas con Cuba.

Una alta funcionaria del Departamento de Estado dijo que la delegación estadounidense solicitará la acreditación de sus diplomáticos, la eliminación de restricciones para viajar, para recibir o enviar correspondencia, y el acceso de los ciudadanos cubanos a la misión estadounidense.

La alta funcionaria agregó que la delegación estadounidense buscará también explorar el incremento de la cooperación bilateral en áreas específicas como antinarcóticos y combate al ébola.

Los estadounidenses piensan que un acuerdo en esos temas reduciría la cantidad de conversaciones posteriores hasta que la actual Oficina de Intereses se convierta en embajada durante los próximos meses, pero admiten que es difícil predecir el resultado de las charlas porque desconocen las solicitudes que formulará La Habana.

Dicen estar preparados para la posibilidad de que las delegaciones deban consultar algunos temas con sus respectivas capitales antes de alcanzar acuerdos.

Josefina Vidal, directora general para EU en la cancillería cubana, encabezará la delegación cubana y Roberta Jacobson, subsecretaria de Estado para los Asuntos del Hemisferio Occidental, estará al frente de la representación estadounidense cuando se reúnan el jueves en la capital cubana.

Se prevé que Jacobson aproveche su estadía en la isla para reunirse con disidentes cubanos.

La reunión será precedida por una nueva ronda semestral de conversaciones migratorias como parte de los acuerdos firmados en 1994, prevista el miércoles 21 también en La Habana.

El presidente Barack Obama anunció en diciembre que buscará restablecer las relaciones diplomáticas con la isla y su gobierno puso en vigor la semana pasada medidas con el fin de flexibilizar el embargo económico que EU impuso a Cuba hace más de 50 años.

La reunión bilateral de alto nivel ocurrirá la misma semana en que una delegación de seis congresistas de EU visita la isla y el discurso sobre el Estado de la Unión, que el presidente Obama planea pronunciar mañana durante una sesión bicameral del Congreso.