Washington. Una exagente de espionaje de la Fuerza Aérea estadounidense es acusada de conspirar en contra de su país al proporcionar información de defensa a Irán, reveló el Departamento de Justicia.

Monica Elfriede Witt, de 39 años, exagente de contrainteligencia, está acusada de revelar el contenido de un programa clasificado del Departamento de Defensa, también ha sido señalada por ayudar a los servicios de inteligencia iraníes a cometer actos de hackeo y robo de identidad de militares. Ella desertó al ejército estadounidense en el 2013 y se cree que actualmente se encuentra en Irán.

El Departamento de Justicia también acusó a cuatro ciudadanos iraníes de intentar cometer intrusión informática y robo de identidad.

“Es un día triste para Estados Unidos cuando uno de sus ciudadanos traiciona a nuestro país”, dijo el asistente del fiscal general John Demers durante una sesión informativa en la que dio a conocer detalles de los cargos.

Jay Tabb, director ejecutivo adjunto del FBI para la seguridad nacional, dijo que los investigadores creen que Witt compartió información que “podría causar graves daños a la seguridad nacional”, aunque se negó a proporcionar detalles específicos de las operaciones que supuestamente reveló.

Witt, que trabajó en la Fuerza Aérea desde agosto de 1997 hasta marzo del 2008, y del 2008 al 2010 como contratista del gobierno en proyectos clasificados, tuvo acceso a materiales gubernamentales delicados, dijeron los funcionarios.

Witt compartió con Irán paquetes de información que incluían los nombres de sus antiguos colegas para que pudieran ser atacados .

Los investigadores creen que los motivos que tuvo Witt pudieron ser “ideológicos”.