La Cámara de Diputados de Chile aprobó este miércoles tratar un proyecto de ley que permite el retiro anticipado del 10% de los fondos de pensiones como medida excepcional para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia.

La aprobación fue obtenida por 95 votos a favor y 25 en contra, asestando un duro golpe al gobierno del derechista Sebastián Piñera.

En el país pionero en instaurar un sistema de capitalización absolutamente individual y sin aporte alguno del empleador, es la primera vez que el Congreso —de mayoría opositora— se abre a legislar sobre este tema.