París.- La deuda pública de Francia ascendía a fines de marzo a 1.535 billones de euros, en alza de 46,500 millones de euros con respecto al trimestre precedente, es decir más o menos 80.3% del Producto Interior Bruto (PIB), según una estimación preliminar del organismo francés de estudios estadísticos (INSEE).

La deuda bruta de las administraciones públicas francesas (Estado, cuentas sociales, colectividades locales) ha superado con creces el 60% del PIB, límite autorizado por el Tratado europeo de Maastricht.

En un comunicado conjunto, la ministra de Economía Christine Lagarde y el ministro del Presupuesto, François Baroin, destacaron que "el aumento de la deuda en el pasado reciente" estaba "vinculado a las políticas de reactivación después de la crisis".