Nueva York / Washington.- Un ciudadano estadounidense fue arrestado por conducir un fallido coche bomba hacia Times Square el último fin de semana, mientras los investigadores continúan buscando pistas, dijeron autoridades de Estados Unidos.

Faisal Shahzad -un ciudadano estadounidense de origen pakistaní- fue arrestado a las 23:45 hora local del lunes (0345 hora GMT del martes) en el aeropuerto internacional John F. Kennedy en Nueva York cuando intentaba abordar un vuelo rumbo a Dubai, dijeron funcionarios locales y federales.

"Está claro que el intento detrás del acto terrorista fue matar a estadounidenses", dijo el procurador general, Eric Holder, en una conferencia de prensa en plena madrugada del martes.

Faisal comparecerá el martes ante una corte de Manhattan para enfrentar cargos "por supuestamente conducir un coche bomba hacia Times Square la tarde del 1 de mayo", según un comunicado del fiscal Preet Bharara, el agente del FBI George Venizelos, y el comisionado de policía Raymond Kelly.

Se cree que Shahzad, de 30 años, habría comprado el vehículo utilitario deportivo Nissan usado para transportar la bomba casera, y que fue dejado con su carga en pleno Times Square, en Nueva York, cuando estaba atestado de gente, el sábado por la tarde.

Si la bomba hubiera detonado, mucha gente habría muerto, dijeron funcionarios.

Autoridades realizaron una revisión autorizada por la corte en la vivienda de Shahzad en Bridgeport, Connecticut, dijo el FBI el martes en un comunicado publicado en la madrugada en su sitio web. Una portavoz del FBI no dijo lo que las autoridades encontraron allí.

Buscan más pistas

"Continuamos siguiendo una serie de pistas en esta investigación, y es importante que el pueblo estadounidense siga vigilando", indicó Holder.

Para los neyorquinos que sufrieron la peor parte de los ataques del 11 de septiembre del 2001 por parte de milicianos de Al Qaeda, el incidente fue un recordatorio de que su ciudad de 8 millones de habitantes está bajo amenaza constante.

Emirates, la aerolínea cuyo vuelo había abordado Shahzad en Nueva York antes de ser detenido, dijo en un comunicado que tres pasajeros en total habían sido bajados del avión.

Fuentes en agencia del orden dijeron a Reuters que el intento de ataque del sábado podría haber involucrado a más de una persona y habría tenido lazos internacionales. El diario New York Times dijo que Shahzad hace poco había regresado de un viaje a Pakistán.

"Procedimientos de seguridad total, incluidos el desembarco de todos los pasajeros y un chequeo del avión, pasajeros y equipaje", escribió un portavoz de Emirates a través de un correo electrónico.

Pakistán se comprometió a ayudar a Estados Unidos en el caso.

"Cooperaremos con Estados Unidos para identificar a este individuo y llevarlo ante la justicia", dijo a Reuters el ministro de Interior, Rehman Malik.

Mantener la vigilancia

"Esta investigación está en proceso, como nuestros intentos para reunir datos útiles de inteligencia, y continuamos siguiendo una serie de pistas", dijo el fiscal general Eric Holder en una conferencia de prensa, y agregó que "es importante que el pueblo estadounidense siga atento".

Fuentes de las fuerzas del orden contaron a Reuters que el intento de ataque del sábado podría haber involucrado a más de una persona y podría tener lazos internacionales. El diario New York Times publicó que Shahzad había regresado hace poco de un viaje a Pakistán.

Los talibanes en Pakistán dijeron el domingo que ellos plantaron la bomba en represalia por el asesinato en abril de dos líderes de alto rango de Al Qaeda en Irak así como por la interferencia estadounidense en países musulmanes.

Algunos funcionarios expresaron escepticismo ante la reivindicación. Pero el ex analista de la CIA Bruce Riedel, que supervisó una revisión de la estrategia de Obama en Afganistán y Pakistán el año pasado, se mostró cauto acerca de desestimar un posible rol de los talibanes pakistaníes en el incidente.

"Ellos han dicho que quieren atacar dentro de Estados Unidos", dijo Riedel antes del reporte del New York Times.

Y agregó que había "una muy seria posibilidad" de que el incidente involucrara "algún pakistaní-estadounidense que nunca construyó un coche bomba antes en su vida y fue entrenado por teléfono o internet".

Vendedores callejeros que ofrecían camisetas y bolsos alertaron a la policía sobre un Nissan Pathfinder que humeaba, tenía luces intermitentes encendidas y estaba mal estacionado con el motor encendido cerca de un teatro de Broadway donde se presentaba "The Lion King" de Disney.

El Pathfinder, con una placa sacada de un auto que ahora se encuentra en un taller mecánico en Connecticut, contenía tanques de gas propano, contenedores de gasolina, fertilizante, petardos y temporizadores cuando fue encontrado en Times Square.