Más de 600 personas fueron detenidas en Túnez durante los disturbios que tuvieron lugar entre el 5 y el 9 de mayo, anunció el ministerio del Interior en un comunicado, según la agencia TAP.

El gobierno tunecino decretó un toque de queda nocturno el pasado sábado 7 de mayo en la ciudad de Túnez y sus suburbios luego de varios días de manifestaciones contra el gobierno que, en algunos casos, fueron duramente reprimidas por las fuerzas de seguridad.

Según el ministerio, muchas de estas personas arrestadas "cometieron robos", "estaban en estado de ebriedad e hicieron escándalo en la vía pública", estaban "requeridas", "aterrorizaron a ciudadanos", desacataron el toque de queda, protagonizaron "atracos", "causaron incendios" o tenían "armas blancas".

DOCH