Washington.- Un avión de la aerolínea Delta, que fue desviado hoy a un aeropuerto de Nuevo México por "una potencial amenaza", retomará en breve su itinerario, confirmaron autoridades federales estadounidenses.

El vuelo 1706 de la aerolínea viajaba de Detroit a San Diego, pero fue desviado a las 10:00 horas locales y forzado a aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Alburquerque, Nuevo México.

Agentes del Servicio Secreto, de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) se presentaron en el aeropuerto en donde se desplegó un impresionante operativo de seguridad.

Sin que se revelaran en detalle las causas del aterrizaje, agentes interrogaron a los pasajeros uno por uno y les ofrecieron pizza y agua, revelaron aquí medios locales.

Según los reportes, después de que se descartó el peligro, los pasajeros, cuya cantidad no se confirmó, abordarán la nave, que se espera arribe al aeropuerto Lindberg Field esta misma tarde.

El incidente fue reportado también por pasajeros a través de sus cuentas en la red social Twitter, en la que uno describió que fueron dirigidos a un hangar para ser entrevistados de forma individual.

Un vocero del aeropuerto internacional en Alburquerque confirmó que el vuelo fue desviado tras detectarse lo que llamó 'potencial amenaza de seguridad'.

apr