Las autoridades colombianas destruyeron dos aeródromos clandestinos usados por redes del narcotráfico para el embarque de cargamentos de droga desde la selva del país al extranjero, informó el Ejército Nacional.

La institución señaló en un comunicado que se trata de dos circuitos utilizados por las bandas criminales al servicio de la mafia para el descenso de aviones ilegales en los departamentos colombianos de Córdoba y Casanare.

Informó que la primera acción tuvo lugar en una zona rural del municipio de Ayapel, en Córdoba, donde la tropa halló una pista empleada para el despegue y aterrizaje de aeroplanos que cargan la droga en la región norteña de Urabá.

En una segunda operación, el Ejército ubicó en la finca Caribe de la localidad oriental de Paz de Ariporo, en el Casanare, un trazado usado como pista de aterrizaje por el narcotráfico para sus actividades ilegales en el sector.

En ambos casos la destrucción se hizo de forma controlada por expertos militares en explosivos, como parte de las acciones contra los grupos armados que delinquen en diferentes zonas del país, indicó el Ejército.

EISS