El Cairo.- El ejército egipcio fue desplegado la noche del miércoles en Port-Said luego de los sangrientos choques ocurridos tras un partido de fútbol, informó la televisión estatal.

"El ejército desplegó tropas en Port-Said para impedir otros enfrentamientos entre fanáticos", según la televisión.

El último balance comunicado por el Ministerio de Salud era de por lo menos 74 muertos, entre ellos un policía.

El primer ministro Kamal al Ganzuri "encabezará una reunión de urgencia para discutir los acontecimientos de Port-Said", indicó la televisión.

El Ministerio del Interior anunció que 47 personas fueron detenidas, en tanto que el jefe del ejército, en el poder en Egipto, el mariscal Hussein Tantawi, ordenó una investigación, según la televisión.

Cientos de personas resultaron heridas en los enfrentamientos, que marcaron lo que el Presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), Sepp Blatter, calificó de "día negro" para ese deporte.

klm