La extendida y opaca política de desapariciones del gobierno de Siria ha impulsado un floreciente mercado de sobornos y explotación, según Amnistía Internacional.

NOTICIA: Inaceptable que Assad frene negociación sobre Siria: ONU

Decenas de miles de personas han desaparecido sin dejar rastro desde 2011 y se cree que están detenidos por el gobierno. A menudo, sus familiares son saben si están vivos o donde están retenidos.

Las familias pagan decenas de miles de dólares a intermediarios para obtener noticias sobre sus parientes desaparecidos. En ocasiones solo reciben información falsa.

NOTICIA: Alemania y China quieren una solución política en Siria

El grupo de derechos humanos con sede en Londres dijo que dado que los sobornos llegan a los funcionarios, se han convertido en una fuente de ingresos estable para el gobierno.

El informe presentado por Amnistía este jueves pide también al mundo que cumpla una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de 2014 para terminar con las desapariciones forzadas en Siria.

erp