Dubai. Un barco petrolero de los Emiratos Árabes Unidos desapareció aguas iraníes después de que se detuviera sobre de ellas hace tres días, lo que plantea una preocupación de que pudo haber sido capturado por Irán. Crecen las tensiones en el golfo Pérsico.

El barco llevaba una bandera panameña y dejó de transmitir su posición el sábado por la noche cuando estaba frente a las costas de la isla Qeshm de Irán en el estrecho de Ormuz, donde el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán tiene una base.

Los datos mostraron que el barco se dirigía a Sharjah, en los Emiratos Árabes Unidos, antes de desviarse bruscamente y detenerse lentamente en las aguas territoriales iraníes.

Un funcionario del país árabe negó que el petrolero tenga vínculos con ese país y dijo que el barco “no es propiedad ni operado por los Emiratos Árabes Unidos” y que “no lleva personal de los Emiratos”.

Donald Trump negó buscar un “cambio de régimen” en Irán, pero expresó que está determinado a evitar que Teherán se haga con una bomba nuclear. “No pueden tener la bomba nuclear”, comentó Trump.