Washington. El presidente Barack Obama ha prescrito tiempo y atención para atacar problemas tan enraizados en la sociedad estadounidense como el racismo y los prejuicios.

También ha pedido paciencia, diciendo que el proceso normalmente ocurre en pequeños avances.

En una entrevista, el presidente describió una conversación con un grupo de jóvenes activistas por los derechos civiles, incluido un líder de protestas en Ferguson, Missouri, que tuvo la semana pasada en la Oficina Oval.

Obama afirmó que les dijo que esto es algo que está profundamente enraizado en nuestra sociedad, en nuestra historia .

Estados Unidos ha avanzado, dijo, y eso nos da esperanza de avanzar más.

No podemos comparar lo que está ocurriendo ahora con lo que sucedía hace 50 años , dijo Obama, y si ustedes hablan con sus padres, abuelos y tíos, les dirán que la situación ha mejorado, no está bien en algunas partes, pero ha mejorado .

El mandatario agregó que aconseja a los jóvenes que sean persistentes porque, por lo general, el progreso es lento .

Al enfrentar algo tan profundamente enraizado como el racismo y los prejuicios en cualquier sociedad, hay que mantenerse atentos, pero hay que reconocer que va a demorar y ustedes tienen que ser persistentes, no darse por vencidos cuando no logran todo lo que quieren , dijo Obama.