El presidente Donald Trump declaró este miércoles que si un tribunal anula su decreto de prohibir la entrada a personas de siete países de mayoría musulmana, Estados Unidos "nunca podrá tener la seguridad y la protección que debemos tener".

El Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito está evaluando la apelación que hizo el gobierno de Trump a la suspensión del decreto dictada por un tribunal inferior. El tribunal cuestionó la aseveración del gobierno de que la prohibición se debía a temores de terrorismo, pero dudó de los alegatos de un abogado de que era inconstitucional por señalar a los musulmanes.

NOTICIA: "Yo decido lo que yo hago": Donald Trump

Trump tuiteó la mañana de este miércoles: "Si el gobierno no gana este caso como obviamente debería ganarlo, el país nunca podrá tener la seguridad y la protección que debemos tener. ¡Pura política!".

Trump calificó este miércoles de "politizada" a la justicia de Estados Unidos, que suspendió su decreto migratorio y cuya suerte depende ahora de tres jueces de una corte de apelaciones de San Francisco.

" Jamás quiero decir que un tribunal es parcial, por lo tanto no voy a decir que es parcial y aún no tenemos una decisión", dijo Trump en una reunión con la asociación de comisarios policiales.

"Pero los tribunales parecen estar tan politizados, y sería muy bueno para nuestro sistema de justicia que pudieran leer una declaración y hacer lo correcto", añadió.

NOTICIA: Presentan argumentos contra restricciones migratorias

El decreto de Trump cerró las fronteras a todos los refugiados durante 120 días, y de manera indefinida a los refugiados sirios. Los ciudadanos de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen tienen prohibida la entrada durante 90 días.

"Nuestra seguridad está en riesgo en este momento", dijo Trump al defender su medida, suspendida a nivel nacional por las cortes federales tras haber sido implementada durante una semana.

El presidente republicano, en su tercera semana en el poder, dijo incluso que "un mal estudiante de secundaria" estaría de acuerdo con su lectura de la ley, que leyó en voz alta a los comisarios.

"Si estos jueces quisieran, en mi opinión, ayudar a la corte en términos de respeto a la corte, harían lo que deberían estar haciendo. Es muy triste", reclamó Trump, quien dijo que escuchó la audiencia de una hora en una corte de San Francisco el martes.

NOTICIA: ¿Qué se necesita para ser un migrante legal en EU?

Los tres jueces federales del Noveno Circuito de Apelaciones determinarán esta misma semana si la suspensión se mantiene o el decreto vuelve a entrar en vigencia.

El Departamento de Justicia, en representación del gobierno, argumentó que el decreto estaba dentro de las atribuciones de Trump, señalando que es "un criterio de seguridad nacional que tradicionalmente se le asigna a la rama política y al presidente". Sus críticos advierten de que la orden viola la constitución.

erp