El recién anunciado viaje del secretario de Estado, Mike Pompeo, a Corea del Norte con la clara intención de sentar bases para las conversaciones sobre el tema de la desnuclearización, le está ganando elogios por parte de senadores demócratas en su intento de convertirse en el principal diplomático de la nación. Sin embargo, no todo son buenas noticias.

El senador Robert Menendez, durante un discurso en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, reconoció que es un objetivo noble negociar la desnuclearización de Corea del Norte; sin embargo, también reveló que se opondrá a la confirmación de Pompeo como secretario de Estado.

La noticia de que Pompeo viajó a Pyongyang como enviado de la administración Trump para reunirse con el líder norcoreano Kim Jong-un es poco probable que ayude a cambiar las opiniones de los senadores demócratas que, como Menendez, se han comprometido a oponerse a la nominación de Pompeo, lo que significa que sus posibilidades de obtener una respuesta mayoritaria en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado está seriamente en peligro.

En términos generales, el intento de la administración Trump por acercarse a Kim es positiva.

“Me alegra que haya un trabajo de preparación para la posible cumbre entre Trump y Kim Jong-un”, dijo el senador demócrata Chris Murphy, miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, la mañana de hoy a través del canal MSNBC.

“Estoy muy preocupado por el resultado de la cumbre, pero creo que todos debemos admitir que es bueno. no está mal, que la administración Trump esté tratando de preparar la reunión”.

El senador demócrata Richard Blumenthal también habló a la MSNBC. Dijo que el exdirector de la CIA “es la persona equivocada para involucrarse en la diplomacia”.

Éste es uno de los temas que no gusta a los demócratas, que Pompeo provenga a la CIA. La semana próxima será la votación en el comité.