Una jueza de Nueva York determinó que una demanda por difamación en contra del presidente Trump relacionada con una acusación de acoso sexual de una concursante del programa de televisión El aprendiz puede seguir adelante.

Summer Zervos presentó la demanda el año pasado después de que Trump dijera públicamente que ella y otras mujeres, que han acusado al presidente por motivos de acoso, mienten. Trump intentó bloquear la acción legal, pero la jueza del Tribunal Supremo de Nueva York, Jennifer G. Schecter, citando el precedente judicial de 1998 en contra de Bill Clinton, dijo que “un presidente en ejercicio no es inmune a ser demandado en una corte federal por actos no oficiales”.

La abogada de Zervos escribió que el de fue un día histórico.

Modelo quiere romper silencio

Karen McDougal, una ex modelo de la revista Playboy, se sumó a las denuncias contra el presidente y presentó una demanda para poder así romper la cláusula de silencio que le impide contar una supuesta relación de nueve meses que tuvo Trump en 2006. McDougal trata así de desacerse del compromiso que contrajo con American Media Inc, la empresa a la que pertenece The National Enquirer, que pagó a la modelo 150,000 dólares por su testimonio.