Guatemala.- El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, decretó hoy la "alerta roja" para todo el país, tras el sismo de 7.2 grados Richter que sacudió gran parte del territorio nacional y se apresta para ofrecer un primer informe de daños.

El mandatario sostiene en estos momentos una reunión de emergencia con sus ministros en la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) para evaluar la situación y ofrecer un balance sobre las afectaciones a personas e infraestructuras.

El director del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología, Eddy Sánchez, dijo por su parte que está confirmado que el sismo fue de 7.2 grados en la escala Ritcher y que ocurrió a las 10:35 horas locales.

Su epicentro se localizó a 200 kilómetros al oeste de la capital frente a las Costas de Retalhuleu, en el sur del país, en las costas del Pacífico, indicó.

Sánchez enfatizó que este es el sismo más violento registrado en Guatemala desde 1976, cuando un terremoto de 7.6 grados Richter causó unos 20 mil muertos.

El presidente Pérez Molina decretó la suspensión de todas las actividades oficiales hasta en tanto se tiene una evaluación oficial de los daños.

Radioemisoras locales reportaron la muerte de tres personas, dos adultos y un menor de edad, en San Pedro Sacatapequez, cabecera municipal del departamento de San Marcos, fronterizo con México, aunque la información no está confirmado de manera oficial.

Pese a la magnitud del sismo, en la capital del país solo se registró alarma y evacuaciones en algunos edificios, según los primeros reportes.

mac