Caracas. La justicia venezolana juzgará a los estadounidenses Luke Alexander Denman y Airan Berry, detenidos el pasado lunes acusados de tramar una fallida incursión por mar al país, informó el presidente Nicolás Maduro, quien responsabiliza de la presunta trama a los líderes de Estados Unidos (EU) y Colombia.

Las detenciones se suman a las de otros 15 “mercenarios”, que planeaban “asesinar” a Maduro durante una “invasión” por mar, frustrada el domingo en playas de Macuto, estado La Guaira, ubicado a unos 40 minutos por tierra de Caracas.

“Han confesado su culpa, han violado la ley internacional, han violado la ley de Venezuela, están en manos de la justicia y nosotros garantizaremos que se haga justicia, en este caso, con estos dos estadounidenses y con el resto de los mercenarios y que salga a flote la verdad”, afirmó Maduro en una videoconferencia.

La televisión estatal transmitió un video de Luke Denman, donde afirma que recibió instrucciones de tomar el control del aeropuerto de Caracas y traer un avión para llevar a Maduro a Estados Unidos.

Denman, de 34 años, aparece en el video desde un lugar no revelado, respondiendo preguntas a una persona que le habla en inglés fuera de cámara.

Denman precisó que su misión era asegurar el aeropuerto y establecer la seguridad exterior, aunque no estaba claro cómo planeaban llevar a Maduro en un avión.

“Pensé que ayudaba a los venezolanos a recuperar el control de su país”, afirmó Denman, exmiembro de las fuerzas de operaciones especiales.

También expresó que él y Berry fueron contratados por Jordan Goudreau, un veterano militar estadounidense que dirige una compañía de seguridad con sede en Florida llamada Silvercorp USA, para entrenar a unos 50 venezolanos en Colombia el pasado enero para la operación. Goudreau suministró al grupo equipos, señaló Denman. Venezuela buscaría la extradición de Goudreau.

Washington desmintió las acusaciones de Maduro, asegurando que no tiene nada que ver con el incidente, a través del secretario Mike Pompeo advirtió que usará todas las opciones a su disposición para repatriar a los dos estadounidenses.

Ocho personas involucradas en la misma operación fueron abatidas el domingo en Macuto, otra localidad costera, de acuerdo con el gobierno. Al menos 17 personas vinculadas al grupo están detenidas, según los datos ofrecidos por las autoridades.

Rusia aboga por Venezuela

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia consideró que el desmentido estadounidense no es convincente.

También pidió darle una oportunidad a ese país para “resolver sus problemas de manera independiente y pacífica, gracias a un vasto diálogo nacional, sin dictados, ultimátums ni sanciones”.