La policía brasileña acusó al expresidente, Luiz Inácio Lula da Silva por lavado de dinero y corrupción por presuntas donaciones hechas por la constructora Odebrecht, tras afirmar que el Instituto Lula recibió donaciones de 4 millones de reales, equivalentes a 985,000 dólares, entre diciembre del 2013 y marzo del 2014.

La investigación, parte de la Operación Lava Jato que se refiere a la indagación anticorrupción más grande realizada en Brasil, fue completada el pasado lunes y dada a conocer este jueves, informó el sitio electrónico G1.

De acuerdo con la policía federal brasileña, Odebrecht tenía una cuenta para sobornos denominada “donaciones”, de donde se transfirieron fondos al Instituto Lula, impulsado por el exmandatario para la cooperación con África y América Latina a fin de reducir la desigualdad.

Defensa

La defensa de Lula aseveró que se trata de una acusación “sin sentido” y destacó que todas las donaciones habían sido registradas de manera adecuada.

También fueron acusados Antonio Palocci, exjefe de gabinete de Lula, así como Marcelo Odebrecht.

La investigación se remitirá al Ministerio Público Federal, que decidirá si presenta o no una denuncia formal contra los acusados.