Nueva York. El gobernador de Nueva York anunció la ampliación de las medidas de confinamiento debido al coronavirus hasta el 29 de abril, aunque informó que la tasa de muertes alcanzó una meseta en los últimos dos días.

A pesar de que en las últimas 48 horas la cifra de fallecimientos diarios por el coronavirus en el estado de Nueva York estuvo por debajo de 600 y fue inferior al récord del sábado pasado, “el sistema hospitalario está hoy en su máxima capacidad”, alertó el gobernador Andrew Cuomo en conferencia de prensa.

“La máquina está en rojo. No se puede ir más rápido. No puedes quedarte en rojo durante un tiempo indefinido porque el sistema explotará. El personal no puede trabajar aún más duro. Permanecer en este nivel es problemático.

“Si estamos alcanzando una meseta es porque el distanciamiento social está funcionando”, añadió. “Hay que continuarlo y las actividades no esenciales seguirán cerradas hasta el 29 de abril.

“Éste no es el momento de ser laxos”, dijo Cuomo. Las multas a quienes violen las reglas subirán de 500 a 1,000 dólares, anunció.

El gobernador dijo que la caída en la cantidad de muertes es un dato “esperanzador pero inconcluso”, y que la cifra puede volver a subir.

Cuomo indicó que ya se superó la capacidad máxima de respiradores en los hospitales del estado, pero aseguró que hasta el momento “no hay ningún hospital que precise respiradores y no los tenga”.

El estado de Nueva York, el más afectado por el coronavirus en Estados Unidos. Registraba el lunes 130,689 casos y 4,758 muertes debido a la enfermedad, 599 muertes más que el domingo.

El récord de muertos en 24 horas fue alcanzado el sábado, con 630 fallecidos.

En Estados Unidos ya se han registrado casi 339,000 casos.