El Comisionado Nacional de Derechos Humanos, Ramón Custodio, culpó el sábado a la policía del aumento de la criminalidad organizada y el narcotráfico en Honduras, donde al menos 20 personas mueren al día.

"La actividad de la criminalidad organizada y el narcotráfico ha aumentado porque la policía está corrompida", dijo Custodio.

El comisionado agregó en un comunicado entregado a The Associated Press que "la corrupción la causó el modelo de policía única instaurado (en 1997) en Honduras, la que controla la prevención e investigación de los delitos, tránsito, cárceles y la vigilancia de las fronteras, entre otras cosas".

Aseguró que "hay un poder policial extraordinario que se dio a raíz de la reforma de la Ley Orgánica de Policía (de diciembre de 1996) por presiones de instancias extranjeras que recomendaron la creación de una policía única".