Fort Lauderdale, Estados Unidos. El crucero Zaandam, que transporta cuatro fallecidos y decenas de pacientes con coronavirus, fue autorizado a atracar junto a su buque asistente Rotterdam en Florida luego de que varios países sudamericanos le cerraran las puertas, lo que pone punto final a una angustiante odisea para los pasajeros a bordo.

“El Zaandam y el Rotterdam acaban de recibir autorización para que ambos barcos vayan al Puerto Everglades”, dijo el capitán Bas Van Dreumel por el altavoz del segundo buque, de acuerdo con una grabación enviada por uno de los pasajeros a bordo.

Durante la mañana, los barcos ya eran visibles, desde el puerto de Fort Lauderdale, 50 kilómetros al norte de Miami, y se esperaba que atracaran durante la tarde.

Rick De Pinho, un abogado de 53 años a bordo del Rotterdam que grabó el anuncio del capitán, sonaba exultante, luego de su travesía de casi un mes. “Extrañaremos el barco”, bromeó.

Luego reconoció que a él y a su esposa Wendy, de 49 años, les tomará probablemente un par de días más llegar a su hogar en Nueva Jersey, mientras se organiza el desembarco.

Docenas de cruceros en espera frente a Miami

Al menos cuatro personas fallecieron en el Zaandam por razones que aún no se han detallado. El barco transporta además 233 personas con síntomas de gripe. De las 11 personas que han sido examinadas, nueve dieron positivo al coronavirus.

Actualmente hay docenas de cruceros alineados en mar abierto, frente a Miami y Fort Lauderdale, esperando para atracar, debido a la pandemia. Muchos tienen a su tripulación a bordo.