La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, cuestionó con dureza al Fondo Monetario Internacional (FMI) tras la declaración de censura que emitió por la calidad de las estadísticas oficiales, y atribuyó el enojo del organismo de crédito a que Argentina no pide préstamos al mercado financiero .

Después de darse a conocer la sanción del FMI a Argentina por los datos de inflación y crecimiento que publica el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la Presidenta publicó una nota de opinión dentro de sus redes sociales.

Olivos. Estoy releyendo el discurso de Néstor (Kirchner) del 15/12/2005 cuando tomó la decisión de pagar toda la deuda al FMI. Sí. Néstor Kirchner. Mi compañero. El que ahora los mismos que se cansaron de agraviarlo dicen qué bueno era, y que con él 'esto' no pasaría , comenzó el escrito.

Vinculó la moción de censura del FMI a la negativa de la Casa Rosada a regresar al mercado financiero: Argentina construyó mercado interno con inclusión social y políticas contracíclicas, le pagó al FMI y reestructuró dos veces, en 2005 y 2010, su deuda defaulteada con 93% de acuerdo de acreedores sin volver a pedir prestado al mercado financiero internacional , destacó.

Fue, dijo, para terminar con la lógica del endeudamiento eterno y el negocio permanente de bancos, intermediarios, comisionistas, etcétera, que acabó en el default del 2001. Parece ser la verdadera causa del enojo del FMI , consideró.