Los escándalos se superponen en Argentina como capas geológicas: uno tapa al otro y sedimento no para de crecer. El mismo día en que se anunció un nuevo aumento de 30% de la tarifa de la luz y casi 20% en el transporte público, de lo único que se habló fue de ocho cuadernos escolares escritos con letra que parecen revelar una nueva trama de corrupción y sobornos que salpican a la expresidenta Cristina Kirchner y a una empresa vinculada a la familia del mandatario Mauricio Macri.

La expresidenta Fernández guardaba silencio (al cierre de la edición), un día después de que estallara un nuevo escándalo comparado con el caso Lava Jato que sacudió a varios países de Latinoamérica.

La exmandataria (2007-2015) y actual senadora opositora fue llamada a declarar el 13 de agosto por el juez federal Claudio Bonadío en una investigación sobre el presunto pago de sobornos millonarios por parte de grandes empresarios al ministerio a cargo de las obras públicas.

Fernández suele manifestarse en las redes sociales para dar sus opiniones sobre política o las causas judiciales que la tienen como protagonista.

Tampoco quiso hablar con los periodistas a la salida de su departamento de Buenos Aires hacia el Senado, donde la víspera asistió a un debate sobre el proyecto de legalización del aborto.

Al menos una docena de exfuncionarios del Ministerio de Planificación y de la jefatura de Gabinete y miembros de constructoras y empresas energéticas fueron detenidos en las últimas horas bajo la sospecha de integrar una asociación ilícita, delito por el que también será indagada la senadora en su comparecencia ante el juez.

La causa se basa en una investigación del diario argentino La Nación sobre ocho cuadernos que supuestamente pertenecen al chofer de uno de los exfuncionarios detenidos, en los que ese empleado registró de forma minuciosa entre 2005 y 2015 los días y horarios en los que varios empresarios pagaron millones de dólares y los destinos de esas sumas.

Entre los destinos mencionados está la residencia presidencial y un domicilio particular en Buenos Aires de Fernández y su fallecido esposo, el expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), quien también aparece salpicado en la supuesta trama delictiva.

La analista política Mariel Fornoni, de la consultora Management & Fit, dijo a The Associated Press que de solicitarse el desafuero de Fernández, en esta ocasión se les haría “difícil” a legisladores del peronismo mantener la histórica postura de no levantar la inmunidad de arresto a ningún exmandatario devenido en senador mientras no reciba una sentencia firme.

Difícil panorama para Cristina.

¿Qué problemas enfrenta Cristina Kirchner?

Es sabido que Claudio Bonadio es la némesis de Cristina Fernández de Kirchner. El juez, desde que la expresidenta dejó la Casa Rosada el 10 de diciembre del 2015, avanzó con cuatro expedientes en contra de ella.

Causa dólar futuro

Investiga si incurrió en el delito de administración infiel al ordenar decisiones de política económica que causaron, según el juez, pérdidas al Banco Central por 77,000 millones de pesos argentinos.

Los Sauces

Es un expediente iniciado a raíz de una denuncia de la exdiputada Margarita Stolbizer, en el que se la acusa a Cristina y su familia de pago de coimas (mordidas) y lavado de dinero a los empresarios Cristóbal López y Lázaro Báez a través de la sociedad inmobiliaria.

AMIA

Investiga el presunto encubrimiento del kirchnerismo a acusados iraníes por el atentado a la AMIA de 1994, a través de la firma del memorándum de entendimiento entre ambas naciones, en el 2013, que luego fue declarado inconstitucional por la justicia argentina.

HOTESUR

Investiga la contratación de las habitaciones del hotel Alto Calafate, que en realidad nunca se utilizaron. Se investiga el presunto lavado de dinero.

“La ruta del dinero K"

Persigue la pista del desvío de 55 millones de euros de Lázaro Báez a cuentas en el exterior. Se investiga el rol de la expresidenta en esa maniobra delictiva.

Otras causas

El kirchnerismo habría montado una estructura destinada a beneficiar a Lázaro Báez, que era monotributista, con contratos millonarios para obras viales en el sur.