Buenos Aires. La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, puso fin a meses de incertidumbre política en el país, al anunciar que buscará la reelección en los comicios generales del próximo 23 de octubre.

Vamos a someternos una vez más a las urnas , dijo la mandataria en el Salón de Patriotas Latinoamericanos de la presidencial Casa Rosada, al aprovechar un acto oficial para confirmar que peleará por mantenerse en el gobierno del país otros cuatro años.

Fernández, de esta forma, puso fin a semanas de especulaciones políticas sobre su candidatura para los comicios de octubre próximo, aunque aclaró que nunca quiso generar incertidumbre sobre el particular, porque siempre supo qué era lo que tenía qué hacer.

Como siempre hemos hecho toda la vida, quienes militamos en el movimiento nacional, seguiremos trabajando en el compromiso que hemos construido, en esta patria que merece el trabajo y el esfuerzo , señaló la jefa de Estado.

Fernández dijo que su compromiso es irrenunciable e irrevocable , no sólo por la memoria de su fallecido esposo y antecesor, Néstor Kirchner, sino por los jóvenes que esperan tanto de este país en reconstrucción.

Espero ser un puente entre las nuevas y las viejas generaciones , señaló la gobernante, a sólo cuatro días de que venza el plazo para el registro de candidatos presidenciales que se enfrentarán el próximo 23 de octubre.

La presidenta parte la campaña como amplia favorita, pues cuenta con una intención de voto que va del 40 al 50 por ciento, muy lejos del 15 por ciento que registra su más cercano opositor, el candidato de la Unión Cívica Radical, Raúl Alfonsín.

Antes de confirmar su postulación, Fernández denostó a quienes, desde que Kirchner murió el pasado 27 de octubre, devinieron en médicos o sicólogos que auscultaban mi estado de ánimo para determinar si era el idóneo como para enfrentar una campaña electoral.

Este fin de semana dijeron que me había ido a El Calafate a descansar y a pensar qué iba a hacer, pero sólo fui a acompañar en el primer día del padre sin su padre a mi hijo, y no a pensar qué iba a decidir, porque siempre lo supe , aseveró.

Desde el mismo día en que murió Kirchner, agregó Fernández, estuvo convencida de que tenía que seguir peleando por el proyecto que construyeron juntos, sobre todo ante el apoyo que le brindaron multitudes que una y otra vez le gritaron fuerza, Cristina .

EISS