Río de Janeiro.- El sindicato de Médicos de Río de Janeiro advirtió este lunes que la crisis en los hospitales públicos del estado que recibirá los Juegos Olímpicos en agosto pone en riesgo la atención sanitaria de atletas y turistas que visitarán la ciudad.

"Tendremos una cantidad excedente de personas que vendrán a Rio a participar de los Juegos, y si por algún motivo se enferman, no tendrán condiciones de encontrar un sistema que esté preparado para atenderlas", dijo a la AFP el presidente del sindicato, Jorge Darze, después de una conferencia de prensa en Río, ciudad que en sólo siete meses recibirá los primeros Juegos Olímpicos de Sudamérica.

Afectado por la crisis económica que sacude a todo Brasil, el estado de Río de Janeiro se ha quedado sin pagar salarios de médicos y enfermeros y sin suficientes insumos para los hospitales.

NOTICIA: ¿La corrupción tocó ?a los JO de Río 2016?

Existe "negligencia, omisión por parte del poder público de garantizar las condiciones necesarias de atención a nuestra población. Esta crisis ya existe desde hace algún tiempo, y ha empeorado mucho en los últimos meses, hasta alcanzar hoy un punto crítico, insostenible", añadió Darze.

Por ello, el sindicato de médicos anunció el lunes que iniciará una acción judicial contra el Gobernador del estado de Río, Luiz Fernando Pezao, porque consideran que violó la ley de responsabilidad fiscal.

La crisis en las arcas del gobierno estatal limitó severamente la atención médica en varios hospitales de la red estatal y el gobernador decretó a fines de diciembre el estado de emergencia para intentar agilizar la transferencia de fondos federales.

NOTICIA: Río se ajusta el cinturón al máximo

El sector público del estado de Río, gran parte de cuyos ingresos proviene del petróleo, pasa por una grave crisis financiera por la caída de los precios del crudo en el 2015.

mfh