San José. Costa Rica envió “su más enérgica y rotunda protesta” al gobierno de Nicaragua por la incursión de militares de ese país en su territorio, donde mataron a un hombre que perseguían.

La cancillería costarricense exigió a Managua explicaciones por los hechos ocurridos el lunes en la localidad fronteriza de Pocosol, en una nota entregada por la viceministra de Relaciones Exteriores, Lorena Aguilar, al embajador nicaragüense en San José, Duilio Hernández.

La nota indica que una investigación de la policía judicial verificó que seis militares nicaragüenses ingresaron 150 metros en territorio costarricense, en la localidad de Pocosol donde mataron a un hombre identificado como Rubén Loáisiga, de nacionalidad nicaragüense.

“Además del asesinato que se cometió en suelo costarricense por parte de oficiales de Nicaragua, el ingreso de militares nicaragüenses al territorio costarricense constituye una grave violación a la integridad territorial y soberanía nacional”, añade la nota, que indica que los uniformados regresaron de inmediato a su país.

Asimismo, San José exigió garantías a Managua de que no se repetirá un hecho semejante.

El reclamo agrava el distanciamiento entre los dos países, cuyas relaciones se tensaron desde 2010 cuando tropas nicaragüenses tomaron el territorio fronterizo de Isla Portillo. La Corte Internacional de Justicia de La Haya determinó la soberanía costarricense sobre el territorio ocupado.