Lima. El Tribunal Constitucional de Perú rechazó el jueves una demanda para determinar si hubo abuso del Congreso en su actuación para remover del cargo al expresidente Martín Vizcarra, apagando la última posibilidad del exmandatario de revertir su destitución.

La corte informó que declaró improcedente el recurso presentado durante el Gobierno de Martín Vizcarra en septiembre pasado, cuando el Congreso dominado por la oposición intentó destituir al exmandatario, algo que logró después en una segunda oportunidad para declarar su “vacancia” a inicios de noviembre.

“El pleno del Tribunal declaró por mayoría (de cuatro a tres) improcedente la demanda competencial sobre la vacancia presidencial por permanente incapacidad moral”, anunció su presidenta, Marianella Ledesma.

La mayoría del Tribunal consideró que como Vizcarra fue destituido hace 10 días, ya no había nada que resolver, explicó Ledesma, quien promovió que la corte precisara ahora los márgenes de la incapacidad moral, no definidos en la carta magna peruana.

La Organización de Estados Americanos (OEA) había pedido al Tribunal Constitucional del país andino evaluar la legalidad y legitimidad de recientes medidas del Congreso, cuya decisión de expulsar a Vizcarra provocó una ola de protestas.

Vizcarra lamentó por Twitter el fallo del tribunal que actuó “de espaldas al país”. “Millones de peruanas y peruanos reclamando en las calles, vidas entregadas para defender la democracia y para ellos no pasó nada ¡Qué decepción!”, escribió.

La decisión de la corte constitucional fue rechazada también por la Defensoría del Pueblo de Perú, mientras analistas dicen que se perdió la oportunidad de delimitar las facultades de un Congreso con mayoría opositora respecto a la destitución de un presidente.