Mientras los fiscales que llevan su caso aseguran que siguen recabando más pruebas en su contra, el exsecretario de Seguridad federal Genaro García Luna seguirá en una prisión en Nueva York, EU, luego de que el juez Robert M. Levy de la Corte federal de Brooklyn, le negó la fianza de 1.2 millones de dólares que la defensa había ofrecido para que el exservidor llevara su juicio en libertad.

García Luna solicitó enfrentar su proceso fuera de la cárcel a cambio de una fianza que sería firmada por tres personas como aval.

Sin embargo, el juez determinó que dichas personas no pudieron comprobar solvencia económica, e incluso, dos de ellas ni siquiera firmaron el bono de la fianza.

En tanto, el abogado de oficio del exsecretario de Seguridad mexicano, César de Castro, ha desacreditado todos los testimonios vertidos contra su cliente, incluidos los de narcotraficantes, entre los que se encuentran Jesús el Rey Zambada quien declaró, durante el juicio que se le siguió a Joaquín el Chapo Guzmán, que le entregó a García Luna personalmente por lo menos 6 millones de dólares en sobornos, a nombre de su hermano, el jefe del Cártel de Sinaloa, Ismael el Mayo Zambada.

Aquí en México, el expresidente Felipe Calderón y quien fuera su secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, han dicho, por separado, que nunca tuvieron información seria que confirmara una vinculación de García Luna con cárteles de la droga, específicamente con el Cártel de Sinaloa.

“El presidente (Felipe Calderón) recibía información razonable de varias fuentes. Yo no tengo conocimiento, ninguna de las fuentes nacionales o internacionales jamás me llamó la atención con seriedad de la vinculación de García Luna con una organización criminal.

“A mí jamás se me pasó información alguna, quiero pensar que al presidente menos, en ese sentido, compartíamos información similar”, mencionó Gómez Mont.

García Luna fue detenido en Texas el 10 de diciembre del 2019 acusado de delitos como narcotráfico y de haber recibido “sobornos multimillonarios” del Cártel de Sinaloa durante su gestión como titular de la Secretaría de Seguridad en el gobierno de Felipe Calderón.

También fue acusado de haber mentido a autoridades migratorias estadounidenses. De ser hallado culpable podría enfrentar una pena de 10 años de prisión a cadena perpetua.

García estuvo al frente de la Agencia Federal de Investigación entre el 2001 y el 2005, durante el gobierno del panista Vicente Fox y del 2006 al 2012 fungió como secretario de Seguridad Pública ya en la administración encabezada por Felipe Calderón.

[email protected]