Washington. Un tribunal de apelaciones estadounidense rechazó una demanda en la que se acusaba al presidente Donald Trump de obtener ganancias ilegales de un hotel de su propiedad en Washington en el que se hospedan visitantes extranjeros, lo que representa una victoria clave para la Casa Blanca.

En su fallo, el panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el cuarto distrito dijo que los procuradores generales de Maryland y el Distrito de Columbia carecen de fundamentos legales para presentar la demanda en contra del presidente por una supuesta violación a la Constitución debido a que acepta pagos de gobiernos estatales y extranjeros.

Conocida la decisión, Trump se declaró victorioso en Twitter y calificó la acusación en su contra como “ridícula” y una “caza de brujas” alimentada por los demócratas.

“No gano dinero, sino que pierdo fortunas por el honor de servir y realizar un gran trabajo como su presidente (¡lo que incluye aceptar salario cero!)”, escribió Trump.

Desde que Trump ganó las elecciones del 2016, su hotel cinco estrellas sobre la avenida Pensilvania, a pocos pasos del National Mall, se convirtió en centro de la actividad política y diplomática en la capital de Estados Unidos.

El presidente se ha retirado de la gestión diaria del Trump International Hotel y de sus otros negocios, pero mantiene la propiedad de los mismos.

El presidente se ha enfrentado a una serie de desafíos legales relacionados con sus negocios.