El presidente Donald Trump dijo este martes que necesita que su decreto sobre inmigración sea declarado legal por un tribunal de apelaciones que lo está revisando, y destacó que mucha "gente mala" está considerando ir a Estados Unidos.

Trump realizó esas declaraciones durante una presentación en la Casa Blanca, en la que también criticó las demoras del Senado en decidir respecto a los nominados para su gabinete.

El mandatario declaró además que peleará por el decreto migratorio "a través del sistema", ya que es lo que dicta el sentido común.

La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos escuchará este martes los argumentos para decidir si restituye la prohibición temporal de Trump a los viajes de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, la medida más controvertida de sus dos semanas en el gobierno. La corte fijó la sesión de argumentos orales para las 23:00 GMT de hoy.

erp