La Corte Suprema de Estados Unidos acordó escuchar los argumentos del Gobierno del presidente Barack Obama para tratar de revivir su plan de proteger a más de 4 millones de inmigrantes indocumentados de la deportación, un decreto que emitió en 2014 para tratar de evitar a un Congreso dominado por la oposición republicana.

Los magistrados dijeron este martes que sopesarán desechar sentencias de tribunales inferiores que bloquearon las acciones ejecutivas de Obama en momentos en que se aviva una campaña presidencial ya cargada por el tema.

NOTICIA: Inmigrantes piden a Obama detener plan de deportaciones

El caso probablemente sea analizado en abril y se anuncie una decisión a finales de junio, un mes antes de las convenciones de nominación presidencial de los partidos Demócrata y Republicano.

Los inmigrantes que se beneficiarían con el plan del gobierno son principalmente los padres de ciudadanos estadounidenses y de residentes con permanencia legal.

La disputa, que se debatirá en los próximos meses y que podría tener un fallo en junio, será una de las decisiones clave de la Corte en este período.

NOTICIA: Juez bloquea decreto de Obama sobre inmigración

Los decretos permiten la regularización de entre cuatro y cinco millones de inmigrantes en situación irregular que tienen hijos estadounidenses, aunque las medidas fueron suspendidas después que un tribunal federal de Texas cuestionara su constitucionalidad, alegando que Obama se excedió en sus atribuciones.

El decreto de Obama fue bloqueado por una corte de Texas, luego de que el estado y otros 25 gobiernos regionales dominados por los republicanos pusieron una demanda para detenerlo, argumentando que el presidente se había excedido en los poderes que le otorga la Constitución.

Con información de AP y AFP

erp