Seúl.- Corea del Norte anunció la ruptura de todos los lazos con Corea del Sur en represalia por la imposición de sanciones de Seúl a Pyongyang tras acusarlo de torpedear una de sus corbetas de guerra.

La medida es la más reciente dentro de una creciente tensión en la península tras el naufragio en marzo del buque de la marina Cheonan, hecho en el que murieron 46 marineros de Corea del Sur.

"El Comité para la Reunificación Pacífica de Corea (...) declara formalmente que desde ahora se pondrán en vigor las medidas decididas para congelar totalmente las relaciones entre las dos Coreas, derogar totalmente el acuerdo de no agresión entre el norte y el sur y detener completamente la cooperación entre las dos Coreas", reportó la agencia oficial de noticias norcoreana KCNA.

Todas las relaciones con el Gobierno de Corea del Sur serán severamente cortadas, así como las comunicaciones entre los dos estados, agregó.

Corea del Norte también expulsará al personal del parque industrial de Kaesong, una empresa conjunta Norte-Sur que funciona justo dentro de su frontera. Pero no estaba inmediatamente claro qué impacto podría tener en las fábricas que allí operan.

El polígono industrial, en el cual empresas de Corea del Sur emplean mano de obra barata de Corea del Norte ha sido durante mucho tiempo una fuente importante de ingresos para el liderazgo de Pyongyang.