Pyongyang. Corea del Norte acusó ayer a EU de hostilidad debido a la suspensión de un acuerdo para proporcionar ayuda alimentaria a raíz del muy criticado lanzamiento del cohete norcoreano y advirtió que en respuesta tomaría represalias.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte también rechazó la condena del Consejo de Seguridad de la ONU por el lanzamiento, llamándola irracional , y reafirmó el derecho de la nación de desarrollar un programa espacial civil.

Corea del Norte lanzó el viernes pasado un cohete de tres etapas sobre el Mar Amarillo en desafío a las advertencias internacionales, de lo que EU y otras naciones llamaron una violación a las prohibiciones en contra de la actividad nuclear y pruebas de misiles de largo alcance.

Las autoridades norcoreanas calificaron al lanzamiento como un intento pacífico de enviar un satélite al espacio, programado para conmemorar el centésimo aniversario del nacimiento del fundador de la nación, Kim Il Sung. El lanzamiento fue un fracaso, ya que se partió en 1,000 pedazos en menos de 2 minutos después del despegue.

Washington detuvo inmediatamente un plan negociado en febrero, en el cual ofrecía al país ayuda alimentaria a cambio de la suspensión de sus programas nucleares y de misiles.

El portavoz del Departamento de Estado de EU, Mark Toner, anunció ayer que era difícil definir si la última declaración de Corea del Norte podría indicar que su régimen opaco preparaba un ensayo nuclear.