Seúl. Corea del Norte lanzó este martes dos proyectiles no identificados desde la sureña provincia de Hwanghae hacia el mar, informó el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur, luego de que la cancillería norcoreana acusará que ejercicios militares conjuntos entre Washington y Seúl son violaciones a acuerdos diplomáticos.

Corea del Norte, que ha criticado los ejercicios conjuntos entre los aliados y la adopción de armas de alta tecnología, ha lanzado una serie de misiles y cohetes desde que su líder, Kim Jong Un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acordaron en una cumbre del 30 de junio retomar las estancadas negociaciones de desnuclearización.

Un vocero de la cancillería norcoreana, citado por la agencia norcolocal KCNA, dijo que estas acciones “agresivas” demuestran que las autoridades estadunidenses y surcoreanas “no tienen la voluntad política” para llevar a efecto las declaraciones conjuntas, y mantienen su posición de “continuar enfrentándonos como enemigos”.

El portavoz aseguró que aunque Pyonyang sigue dispuesta a “resolver los problemas a través del diálogo”, la situación actual “está reduciendo drásticamente” su deseo de cumplir los acuerdos con EU y Corea del Sur.

Dialogo sobre desarme

Por otra parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, llamó a un “diálogo serio” para “evitar el caos”, tras el fin del tratado de desarme nuclear INF, advirtiendo que Rusia se vería obligado a desarrollar nuevos misiles si Washington lo hiciese.

Estados Unidos y Rusia reconocieron el viernes el fin del tratado y se acusaron mutuamente de terminar el acuerdo emblemático.

“Rusia se verá obligada a comenzar el desarrollo de misiles similares” a los de Estados Unidos, afirmó Putin, al tiempo que ordenó a los servicios de inteligencia rusos seguir “atentamente” las iniciativas de Washington al respecto.