Ciudad de Guatemala. El nuevo gobierno de Alejandro Giammattei en Guatemala informó que continuará recibiendo a migrantes centroamericanos que hayan solicitado asilo en Estados Unidos, como parte de un acuerdo con el país del norte que complementa los esfuerzos de la administración de Donald Trump para frenar la migración.

El ministro de Relaciones Exteriores, Pedro Brolo, después de acudir a una comparecencia ante el Congreso guatemalteco, agregó que su país evaluará con el gobierno de Trump si extiende el programa de recepción de migrantes a otras nacionalidades, además de hondureños y salvadoreños, que el gobierno del expresidente Jimmy Morales impulsó en julio del 2019.

Antes de asumir como presidente, Giammattei se había comprometido a revisar el polémico acuerdo de inmigración de Estados Unidos, que está diseñado para hacer que los inmigrantes de Honduras y El Salvador busquen asilo en Guatemala en lugar de Estados Unidos. La mayoría de los migrantes de esos dos países pasa por Guatemala y México en ruta hacia la frontera de Estados Unidos.

Caravanas y esfuerzos para que no lleguen a EU

Desde la semana pasada, Guatemala ha estado lidiando con la llegada de una caravana de migrantes, en su mayoría hondureños, que cruzaba su territorio rumbo a Estados Unidos a través de México.

Mientras que México, país que también está bajo la presión de la administración de Trump para evitar que los migrantes lleguen a la frontera estadounidense, bloqueó en gran medida la nueva caravana y deportó a muchos migrantes después de los enfrentamientos en la frontera con Guatemala.

Asimismo, Brolo enfatizó que una delegación del Departamento de Seguridad Nacional de EU tiene que visitar Guatemala para seguir discutiendo el tema.

En sus perfiles en Twitter, las embajadas de EU en México y Guatemala piden a migrantes centroamericanos que componen la nueva caravana no intentar llegar a Estados Unidos.