Cientos de manifestantes salieron hoy de nueva cuenta a las calles de Nueva York en rechazo a la decisión de un jurado de no encausar criminalmente al policía blanco Daniel Pantaleo, que causó la muerte al afroamericano asmático Eric Warner.

Los manifestantes, la mayoría jóvenes de raza negra y otros blancos, marcharon pacíficamente por segundo día consecutivo en rechazo de lo que consideran como un abuso de fuerza por parte del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD).

No puedo respirar , rezaba una pequeña pancarta de un joven afroamericano, que decidió desafiar las bajas temperaturas para solidarizarse con Wagner, quien murió luego de ser asfixiado por el agente policial frente a decenas de testigos.

Anoche decenas de personas fueron detenidas por bloquear el túnel Lincoln, así como el Puente de Brooklyn y la carretera West Side, a pesar de que no se registraron actos vandálicos como en las protestas en Ferguson, Missouri.

Otras manifestaciones fueron convocadas en la capital estadunidense, así como en otras ciudades como Filadelfia, pero la más concurrida fue la organizada en Nueva York.

La nueva ola de protestas se inició luego que un gran jurado decidió no encausar al policía Pantaleo por el incidente en que sometió por el cuello y causó la muerte a Garner por el supuesto delito de vender cigarrillos sueltos y resistirse al arresto.

La muerte de Garner, un hombre corpulento de más de 150 kilogramos, fue filmada con un teléfonos celulares de testigos.

Sometido en el piso, Garner gritó en una decena de ocasiones que no podía respirar, a pesar de lo cual siguió siendo oprimido contra el piso por media docena de agentes, ninguno de los cuales pareció darle primeros auxilios.

Inconsciente fue llevado a un hospital local, donde fue declarado muerto.

El alcalde Bill De Blasio calificó el incidente como parte de una crisis profunda de la procuración de justicia.

La decisión de no encausar al policía blanco tuvo lugar después de que otro gran jurado de Ferguson, Missouri, tomó una decisión similar sobre el policía blanco Darren Wilson, quien provocó la muerte del afroamericano Michael Brown.

mfh