Entre Fargo, Dakota del Norte y Moorhed, Minnesota, Estados Unidos, será construido un canal anti inundaciones que servirá para mitigar el cambio climático y desviar aguas pluviales y de tormentas del Río Rojo, de las poblaciones que regularmente se ven afectadas por desbordamientos.

En un acuerdo entre la Autoridad Metropolitana de Desviación de inundaciones de Fargo-Moorhead y el CONSORCIO que financiará, construirá, operará y dará mantenimiento al canal, liderado por Acciona, se incluye toda la infraestructura necesaria como puentes, pasos ferroviarios y acueductos. 

El consorcio establecido por la compañía española, conformado por las empresas Shikun & Binui y North American Construction Group, operará el proyecto durante 29 años mediante un convenio de colaboración público-privada (PPP) y cuentan con un plazo de construcción previsto de cinco años.

Este proyecto surgió de estudios realizados tras la histórica inundación del Río Rojo en 1997, que causó daños estimados en 3,500 millones de dólares; con su construcción, de 48 kilómetros de longitud, y una inversión total de 2, 750 millones de dólares, protegerá a más de 235,000 personas de los principales núcleos poblacionales de la zona.