Ciudad de Guatemala. La ex vicepresidenta guatemalteca, Roxana Baldetti, fue condenada a más de 15 años de prisión, por participar en un fraude para la adjudicación de un contrato millonario para descontaminar un lago cercano a la capital.

La sentencia es la primera de cuatro acusaciones de corrupción que pesan sobre Baldetti, la primera mujer en ocupar la vicepresidencia de Guatemala (2012-2015).

Baldetti “participó y lideró” la “red criminal” para “defraudar al Estado de Guatemala”, determinó el juez Pablo Xitumul que la sentenció a 15 años y seis meses de cárcel por los delitos de asociación ilícita, tráfico de influencias y fraude, luego de cuatro meses de juicio por el caso revelado en febrero del 2016.

El tribunal estableció penas entre tres y 15 años y medio contra Baldetti y otras nueve personas por tejer, entre el 2014 y el 2015, una red para el desvío de unos 2.5 millones de dólares de los 18 millones destinados a la compra de una fórmula química para descontaminar el Lago de Amatitlán, 20 km al sur de la capital.

Baldetti, vestida completamente de negro, escuchó sin mayor sobresalto la resolución judicial y se negó posteriormente a dar declaraciones a la prensa.

Entre los condenados se encuentra Mario Baldetti, hermano de la ex vicepresidenta, sentenciado a 13 años de prisión por facilitar, sin ser funcionario público, la adjudicación anómala del proyecto a la firma M. Tarcic Engineering Limited, del empresario argentino-israelí Hugo Roitman, castigado con 11 años de cárcel.