Caracas. Un exjefe policial venezolano, Iván Simonovis, evadió este jueves su arresto domiciliario, bajo el cual purgaba una pena de 30 años por dos asesinatos cometidos durante un golpe de Estado contra el fallecido presidente Hugo Chávez en el 2002.

“Hoy, afortunadamente, se dio la libertad de Iván Simonovis, que tenía años secuestrado por un régimen que no respeta normas, secuestra y utiliza (a los detenidos como) fichas de cambio”, dijo Guaidó en un acto político.

El opositor aseguró haber firmado un indulto a favor del excomisario de la policía de Caracas en su calidad de presidente interino de Venezuela, cargo que valida medio centenar de países.

Se ignora el paradero del exfuncionario.

Simonovis, de 59 años y detenido en noviembre del 2004, era considerado uno de los más antiguos presos políticos por la oposición y organizaciones de derechos humanos.

Agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), encapuchados y armados, cercaron este jueves la residencia del expolicía en la capital, donde cumplía su condena desde septiembre del 2014.

Simonovis fue sentenciado en el 2009 por dos de las 19 muertes ocurridas durante el golpe de Estado que sacó fugazmente del poder a Chávez el 11 de abril del 2002.

La fuga de López contó con el apoyo de sus custodios del Sebin, según la oposición.

Guaidó confirma reunión en Noruega

El líder opositor Juan Guaidó informó que una representación de la oposición fue enviada a Noruega para evaluar salidas a la crisis en Venezuela en reuniones exploratorias con el gobierno, pero aseguró que no se prestará a una negociación falsa.

Sin ofrecer detalles de los términos de las reuniones que ya culminaron, el también jefe de la Asamblea Nacional destacó que la oposición sigue firme en los tres objetivos que se trazó en enero: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres.

La iniciativa noruega de mediar llega en medio de tensiones que culminaron en violencia callejera cuando la oposición hizo un llamado a un levantamiento militar, el cual no se llevó a cabo.

Por otra parte, el canciller cubano Bruno Rodríguez y la canciller canadiense Chrystia Freeland se reunieron en La Habana para hablar de diversos temas, entre ellos la crisis en Venezuela.

Rodríguez confirmó el jueves la reunión en su cuenta de Twitter. Escribió que “Cuba ratifica disposición a contribuir con iniciativas que promuevan el diálogo respetuoso con el gobierno de la Rep. Bolivariana de Venezuela”.