Washington. Una mayoría de los propietarios del que fuera Hotel Trump en Panamá (el año pasado cambiaron el nombre y cortaron lazos con la compañía del presidente), dicen que descubrieron viejos registros financieros que evidencian que la Organización Trump evadió impuestos en ese país, según un documento legal.

Se trata de 12.5% sobre ingresos por concepto de la administración del hotel.

Orestes Fintiklis, un inversionista chipriota cuya compañía es la propietaria mayoritaria del edificio que una vez albergó el Trump Ocean Club en la ciudad de Panamá, presentó la demanda ante la Corte federal de Nueva York.

En marzo del 2018, Fintiklis intentó separarse legalmente de la Organización Trump, decisión que detonó un enfrentamiento durante 10 días entre ambos grupos. Finalmente, un juez le dio le control de las instalaciones a Fintiklis.

Actualmente, el hotel es un Marriott. Pero la compañía de Trump y Fintiklis todavía se encuentran en tribunales acusándose mutuamente de violar sus acuerdos anteriores. Fintiklis dijo que la compañía de Trump también evadió impuestos al reportar menos de los salarios que pagaba a los empleados del hotel.

La organización Trump asegura que no evadió impuestos.