Madrid.- Irán comenzó hoy tres días de maniobras militares, durante las cuales realizará pruebas con misiles de corto, medio y largo alcance en un área desértica del centro del país, con el objetivo de evaluar la precisión y efectividad de las ojivas.

Los ejercicios, llamados Payambar-e Azam 7 (Gran Profeta-7), simularán en particular el ataque a bases extranjera enemigas en el desierto mediante toda una gama de misiles balísticos, reportaron las agencias iraníes de noticias IRNA y Mehr.

Las maniobras, realizadas por los Guardianes de la Revolución, pondrán en acción decenas de misiles , entre ellos balísticos Shahab 3 capaces de alcanzar Israel o las fuerzas estadunidenses en la región.

Según IRNA, Irán cuenta con cientos de misiles tierra-tierra con un alcance de aproximadamente dos mil kilómetros que pueden alcanzar a Israel, el sur de Europa y varios países del Golfo Pérsico, donde Estados Unidos mantiene bases militares.

Los ejercicios fueron organizados en el Dasht-e-Kavir, gran desierto del centro de Irán, donde fue construida una réplica de una base aérea perteneciente a una fuerza exterior a la región .

Misiles de diferentes tipos y alcances serán disparados contra esa réplica desde diferentes lugares del país , precisó IRNA.

Las maniobras tienen como finalidad verificar la precisión y la eficacia de los misiles, único armamento de Irán capaz de alcanzar objetivos fuera de sus fronteras en ausencia de aviación moderna o de una marina de alta mar poderosa.

En los últimos meses, Israel y Estados Unidos no han descartado la posibilidad de ataque militar contra las instalaciones nucleares iraníes en caso de fracasar los esfuerzos diplomáticos para convencer a Teherán de reducir su controvertido programa nuclear.