Un combatiente del grupo insurgente Estado Islámico elogió el ataque perpetrado el miércoles 7 de enero contra una revista satírica francesa que dejó al menos 12 muertos y 11 heridos y dijo a Reuters que el atentado fue una venganza por los insultos contra el Islam.

Hombres armados y encapuchados irrumpieron en las oficinas del semanario Charlie Hebdo en París, en el peor ataque terrorista en suelo francés de las últimas décadas. Entre los muertos está el editor jefe de Charlie Hebdo y dos agentes de policía.

"Los leones del Islam han vengado a nuestro Profeta", dijo Abu Mussab, un militante sirio del Estado Islámico, un grupo que ha capturado amplias extensiones de territorio en Irak y Siria.

"Estos son nuestros leones. Estas son las primeras bajas, seguirán más", agregó Mussab a través de una conexión a Internet desde Siria, y afirmó que tanto sus compañeros de lucha como él están felices tras el atentado.

"Dejen que estos cruzados se asusten, porque deberían estarlo", sostuvo.

Hasta ahora ningún grupo se ha atribuido la responsabilidad del ataque.

Abu Mussab dijo que no conoce a los hombres armados q ue llevaron a cabo el ataque, pero agregó que "ellos están en el camino del emir (...) y de nuestro jeque Osama (bin Laden)".

Al decir emir, Mussab hizo referencia al líder de Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, que encabeza una fuerza paramilitar que combate a los gobiernos de Irak y Siria y que tiene una red cada vez mayor de seguidores en otras partes de Oriente Medio y Asia.

El fundador de al Qaeda, Osama bin Laden, murió en un asalto de las fuerzas especiales estadounidenses en 2011 en Pakistán.

rarl