La titular de la Oficina de Coordinación de Asistencia Humanitaria (OCHA) de Naciones Unidas (ONU), Valerie Amos, estimó hoy que unas 200,000 personas han huido de la ciudad siria de Alepo en los últimos dos días por los intensos combates.

Amos dijo estar extremadamente preocupada por el impacto de los bombardeos y el uso de armas pesadas contra civiles en Alepo, Damasco y otras ciudades.

La funcionaria de la ONU manifestó además su extrema preocupación por el número de civiles que siguen atrapados entre el fuego cruzado del ejército sirio y los opositores.

Todavía no sabemos cuánta gente se ha quedado atrapada por los combates , apuntó Amos.

Siria

En la ciudad asediada con bombardeos aéreos y artillería pesada se necesita urgentemente el suministro de agua potable, alimentos, colchones, mantas, productos higiénicos y medicamentos, agregó Amos en un comunicado.

La OCHA instó a todas las partes del conflicto a asegurarse de que no se sumen más víctimas civiles a causa de los combates y a permitir la entrada de las agencias humanitarias.

Explicó que el personal con que cuentan en el terreno tiene grandes limitaciones, ya que las principales carreteras hacia las ciudades en conflicto permanecen cerradas.

RDS