El boicot económico contra Arizona en represalia por haber promulgado la ley antiinmigrante SB 1070, continúa extendiéndose a lo largo de Estados Unidos, al sumarse ahora la ciudad de Columbus, Ohio.

El alcalde de Columbus, Michael Coleman, prohibió que los empleados de la ciudad realicen viajes oficiales a Arizona, tras la nueva ley que faculta a las policías locales a pedir documentos migratorios a personas que consideren sospechosas de estar en forma ilegal en el país.

El vocero del alcalde, Dan Williamson, informó que Coleman prohibió todos los viajes que sean financiados por la ciudad al estado de Arizona.

El alcalde considera que esta nueva ley es antiestadunidense y que esta medida es una forma de asumir una posición en contra de la misma, indicó Williamson.

Columbus se suma así a otras localidades que han aprobado boicots contra Arizona a consecuencia de la ley que criminaliza a la inmigración indocumentada.

Ciudades como Seattle, Boston, Nueva York, Austin, St. Paul, Los Angeles, Oakland, San Francisco, West Hollywood y San Diego han aprobado resoluciones similares en condena de la ley de Arizona.

/doch