Bogotá.- Colombia está lista para la celebración de las elecciones presidenciales de mañana domingo, cuya vigilancia estará a cargo de 155,000 efectivos de las Fuerzas Armadas y de Policía Nacional desplegados en todo el país.

Los colombianos elegirán al jefe de Estado para el periodo 2018-2022, el primero tras de la firma del acuerdo de paz con las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en noviembre de 2016.

Los candidatos que disputarán la Presidencia de Colombia son Iván Duque, del Centro Democrático; Sergio Fajardo, de Coalición Colombia; Germán Vargas, de Mejor Vargas Lleras; Humberto de la Calle, del Partido Liberal; y Gustavo Petro, de Colombia Humana.

Estarán dispuestos 11,000 centros de votación con 95,224 mesas que funcionarán en los 32 departamentos de Colombia durante la jornada electoral, la cual iniciará a las 08:00 hora local y cerrará a las 16:00 hora local (21:00 GMT), y dos horas después se tendrán resultados preliminares.

En caso de que ninguno obtenga la mayoría calificada, los dos aspirantes con las mayores votaciones irán a una segunda vuelta electoral que se realizará el domingo 17 de junio, y el ganador se juramentará el 7 de agosto próximo para un periodo de cuatro años, de acuerdo con la Constitución de 1991.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, desplegó el llamado Plan Democracia en el que participan 155,000 soldados y policías que estarán en 1,102 municipios de los 32 departamentos de Colombia, para garantizar la seguridad de 36 millones de electores.

Villegas explicó que el despliegue logístico y operativo de las Fuerzas Armadas permite que “todas las mesas y puestos de votación estén cubiertos (…), todos los puestos y mesas de votación tendrán presencia de nuestros uniformados”.

Consideró como una “gran noticia” el hecho que estas elecciones presidenciales sean las primeras en “las que las FARC no estén amenazando electores”, luego de 53 años en que el grupo rebelde boicoteaba las votaciones.

El ministro de Defensa subrayó que “después del cierre de las mesas a las 4 de la tarde del domingo, no se pueden hacer concentraciones (masivas) hasta el lunes siguiente”.

“Nuestro trabajo es para que la gente pueda votar sin miedo y con plena libertad por su candidato predilecto. Para eso trabajan nuestros soldados y policías en todo el país, especialmente en aquellas zonas prioritarias como el Catatumbo en Norte de Santander (frontera con Venezuela)”, señaló.

Reiteró que las Fuerzas Militares y la Policía “fortalecerán todos los dispositivos de seguridad con operaciones de control militar de área, protección de la infraestructura estratégica, acciones ofensivas y de interdicción, para neutralizar cualquier amenaza que pueda afectar el normal desarrollo de las elecciones”.

Según la Misión de Observación Electoral (MOE), de los 1,102 municipios, sólo en 197 hay algún nivel de riesgo para la seguridad de las elecciones de este domingo, de ellos 153 están en alerta roja y el resto en naranja.