Tropas colombianas mataron a 39 rebeldes, la mayoría de ellos en un bombardeo a un campamento de la guerrilla, anunció ayer el Ministro de Defensa colombiano.

Los militares bombardearon un campamento rebelde en el estado de Arauca, al noreste del país, la madrugada de ayer, durante el cual 33 rebeldes murieron, expuso el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, en una conferencia de prensa. Otros rebeldes fueron muertos en los últimos dos días durante las operaciones en Arauca y otras partes del país, manifestó Pinzón. 

Describió al bombardeo del campamento de la guerrilla como el mayor golpe contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en los últimos cinco años.

Fueron capturados 12 presuntos rebeldes durante las operaciones militares del martes y de ayer, afirmó Pinzón.

El bombardeo en Arauca, cerca de la frontera con Venezuela, se produjo en la misma región donde 11 soldados murieron el sábado en un ataque atribuido a las FARC.

Gran golpe a las Farc en Arauca, donde nos mataron nuestros soldados. Van 24 muertos y 10 capturados. Felicitaciones a nuestras fuerzas , publicó el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en su cuenta de Twitter.

El Ejército colombiano in formó que un estimado de 600 a 700 miembros de las FARC y del más pequeño Ejército de Liberación Nacional operan en la zona.