Un exfuncionario de inteligencia de alto nivel negó rotundamente que llamadas telefónicas del presidente electo Donald Trump y de sus asesores de campaña hayan sido intervenidas mediante los servicios de inteligencia durante la elección del 2016. Sin pruebas, la Casa Blanca pidió una investigación sobre dicho señalamiento.

Ayer, durante un programa de la NBC matutino, el exdirector de Inteligencia Nacional, James Clapper Jr., quien sirvió en ese puesto durante la administración Obama, negó que un operativo sustentado en la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera fuera autorizado en contra de Donald Trump y/o de su equipo de campaña.

No hubo espionaje telefónico montado en contra del presidente electo, ni como candidato ni en contra de su equipo de campaña , mencionó Clapper en Meet the Press.

Añadió que es absolutamente falso que él hubiera ordenado a través del FBI espiar a Trump.

Puedo negarlo , Clapper sentenció.

Tormenta en Twitter

El sábado por la mañana, el presidente Trump estalló en furia, y otra vez, en Twitter la descargó en contra del expresidente Barack Obama. Lo acusó de haber sido espía en la Torre Trump cuando el hoy presidente era el presidente electo, e inclusive cuando era candidato.

Trump tuiteó: Acabo de descubrir cables conectados en las oficinas, comparando el hecho con el Watergate de Nixon y con el macartismo.

¿Es legal que un presidente sea espiado telefónicamente en plena carrera a la Presidencia antes de una elección? Trump continuó en otro tuit.

Por su parte, el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, reveló su preocupación por la existencia de informes relativos a las investigaciones que pudieron ser motivadas por las elecciones pasadas .

El presidente Donald J. Trump está solicitando que, como parte de su investigación sobre la actividad de Rusia, los comités de inteligencia del Congreso ejerzan su autoridad de supervisión para determinar si las facultades presidenciales de investigación fueron usadas en las campañas del 2016.

Ni la Casa Blanca ni el presidente harán comentarios hasta que se lleve a cabo dicha investigación , agregó el comunicado.

Los comités de Inteligencia del Congreso en la Cámara y el Senado están investigando presuntas acciones de Rusia para socavar las elecciones del 2016, así como los contactos entre las autoridades rusas y la campaña Trump.

Breitbar en acción

La tormenta de tuits del sábado por la mañana pudo haber sido provocada por los comentarios que hizo un locutor de una estación de radio conservadora, que se resume en un artículo que apareció en el sitio web conservador Breitbart. La nota de Breitbart estuvo circulando entre los principales colaboradores de Trump entre el viernes y el sábado.

Cuando se le preguntó sobre las acusaciones de Trump al miembro del Comité de Inteligencia del Senado, Tom Cotton, declinó hacer comentarios sobre los tuits del presidente, pero dijo que no conoce ninguna evidencia de las acusaciones .

Por su parte, el senador Marco Rubio dijo que no tiene conocimiento de pruebas para respaldar la afirmación del presidente.

No tengo ni idea de exactamente lo que se está refiriendo , comentó Rubio en Meet the Press. El presidente lo dijo, y ahora la Casa Blanca tendrá que responder exactamente a lo que se refería .

El líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, reveló a Meet the Press que Trump está en problemas y que actúa por debajo de la dignidad de la Presidencia .