El banco estadounidense Citigroup prohibió el jueves a sus clientes vender armas de fuego a menores de 21 años, como parte de una serie de medidas a favor del control de armas en el país.

Es la primera vez que una de las grandes empresas que cotiza en Wall Street adopta una postura en el debate sobre el control de armas de fuego en Estados Unidos, tras la matanza de 17 personas en una secundaria de Florida en febrero pasado a manos de un joven con un fusil semiautomático.

Citigroup decidió además prohibir a sus clientes vender armas de fuego a individuos con antecedentes sin verificar, según un documento interno del grupo consultado por la AFP. También les pidió que no vendan más fusiles de asalto.

"Si ellos (los clientes) no las adoptan, respetaremos su decisión y trabajaremos con ellos para transferir sus negocios a otros establecimientos fuera de Citi", dijo el presidente ejecutivo Michael Corbat, autor de la nota interna a los empleados.

Las reglas se aplican a pequeñas y grandes empresas, fondos de inversión, sociedad de capital-inversiones y titulares de tarjetas de crédito de Citigroup.

El objetivo es "respetar los derechos de los propietarios de armas responsables para contribuir a que las armas no caigan en malas manos", explicó el banquero.

Citigroup indicó que sus medidas entrarán en vigor los próximos días y que ya comenzó a informar a sus clientes.

La matanza de Florida empujó a varias empresas estadounidenses a tomar una postura frente al debate por el control de armas de fuego. Tres gigantes de la distribución, entre ellos el número uno del mundo Walmart, decidieron restringir esas ventas en sus tiendas.

erp