La cifra de muertos por el gran atentado suicida contra cristianos que celebraban la Pascua en Lahore, en el este de Pakistán, subió este lunes a 70 personas mientras el país iniciaba los tres días de luto declarados tras el ataque.

NOTICIA: Extremistas toman como objetivo a estudiantes

Una facción escindida de los talibanes paquistaníes, que ha jurado lealtad al grupo Estado Islámico, reclamó la autoría del ataque del domingo en el parque Gulshan Iqbal.

El atacante suicida dirigió su ataque de forma deliberada contra la comunidad cristiana, según dijo a Associated Press Ahsanullah Ahsan, vocero del grupo Jamaat-ul-Ahrar.

NOTICIA: Ataque contra universidad en Pakistán deja 21 muertos

En la capital, Islamabad, el ejército se desplegó el lunes en torno al Parlamento y otras zonas estratégicas para evitar disturbios, luego de varias marchas de protesta el día anterior.

erp